Se acerca el último día… ¡fuimos al río con los caballos!

Hola familias,

¿Cómo estáis? Supongo que muchas deseando ver a vuestras hijas el sábado y otras tendréis que esperar una semana más o alguna incluso tres, ya sabéis que mal no se lo pasan así que aprovechad y desconectad, que también os lo merecéis.

Por aquí todo sigue estupendamente, hoy todos los grupos de montar tuvieron su ruta a caballo de hora y media. Fueron por el monte y acabaron por las praderas del valle, entre manzanos y nogales, bordeando el Río Mera.

El grupo que montó de primero, después grabó el lipdub y bueno… digamos que podrían haberlo hecho mejor jajaja… también es cierto que tuvieron supervivencia ayer y puede que alguna estuviese algo cansada porque ya os imagináis escucharon muchos ruidos y esas cosas… De todas formas la mayoría me dijo que durmieron estupendamente.

En actividades ecuestres se tuvieron que poner los bañadores, las botas de goma, el casco y…. al río con los caballos. Las fotos lo dicen todo, es una actividad preciosa y se lo pasaron genial. Por la tarde después de una breve charla con ella por el desorden loco que tenían en la habitación y por fuera con ropa, cascos, botas, tiradas por todos sitios… hacía calor así que aprovechamos y nos fuimos al río a jugar y a ducharnos todas con jabón lagarto, ecológico, no contamina y es tradición. El momento de meterse fue como si todas viniesen del mediterráneo. Al final les animamos incluso a alguna, como a Lucía, tuvimos que decirle que como no se bañase que mañana no montaba a Dani, su caballo preferido de Granxa do Souto y con Leyre no hubo manera. Bañarnos en el río y lavarnos la cabeza allí es un ritual típico de nuestros campamentos al menos una vez y que te deja nueva. Tienen que aprender a vencerse con el agua fría y las sanguijuelas ¡quién lo diría! Cuando montan súper valientes y en cambio en el río… Por cierto que en ese momento llegó Ernesto, el padre de Isa, que quería pasar a saludarla antes de irse a Tenerife. No os lo contamos Isa está tan contenta que al final se queda un turno más. Le trajeron de regalo un álbum con todas las fotos del campamento que fui subiendo. Todas alucinaron, les pareció precioso y van escribirle todas en él.

A la vuelta a la granja lavaron a Jaco, nuestro perro, el más bueno del universo, recogieron y a ¡cenar!

Después tendrán una velada con un juego de estrategia, se dividirán en dos equipos, les suele encantar.

Mañana es ya el último día, por la tarde harán surf en la playa de Esteiro y por la noche haremos fuego de campamento. Creo que no me va a dar tiempo a actualizaros porque va a ser un no parar. De todas formas aquí siguen bien y disfrutando mucho.

Un abrazo desde Granxa do Souto

Deja tu comentario