Equitación, un chapuzón a caballo y supervivencia

Buenos días familias,

¿Cómo estáis? Me imagino que las echándolas de menos, seguro que ellas a vosotr@s también aunque sinceramente en este turno nadie nos lo ha dicho 🙂

Por aquí cada día es una aventura diferente. Ayer por ejemplo, después de sus clases de equitación y de darle de comer a los animales, fuimos al río a bañarnos con los caballos hasta la hora de comer. Las que nunca lo habían hecho antes se lo pasaron bomba y mantuvieron fenomenal el equilibrio incluso cuando alguno de los caballos quería chapotear en el agua, como Dani, que es muy juguetón.

Las que sí lo habían hecho, encantadas, porque es algo que normalmente no pueden hacer…. ¡bañarse con los caballos! Después del río pusieron los cascos y las botas a secar (las que tenían botas de cuero cogieron unas de goma del guadarnés). Cuando conseguimos organizar con ellas los pantalones mojados, las botas, las camisetas y los cascos, se cambiaron y comieron.

Al acabar, tuvieron un rato de tiempo libre y les pedimos que hiciesen su mochila porque nos tocaba noche de acampada en un prado a 1km de la granja. Montaron su refugio y durmieron todas dentro al más puro estilo supervivencia ¡toda una experiencia! que siempre les da mucho que hablar los días siguientes en el campamento. También aprendieron a hacer nudos, a orientarse con brújula por equipos y tuvieron una velada muy emocionante.

Ahora mismo están haciendo una ruta a caballo por los montes que rodean la granja. De esto no voy a tener fotos porque prefería actualizaros de cómo íbamos.

Ah! y estamos muy contentas porque Isabel, una de las campistas de Tenerife, ¡se queda una semana más!. Es muy gracioso porque sólo venía para el primer turno y nos ha ido pidiendo prolongar más y más su campamento hasta tres semanas. El resto del grupo que enlazan con la semana siguiente están felices de la vida y la organización del campamento también.

Esto es todo por ahora,

Os sigo contando aunque mañana  si puedo porque es el último día y va a ser muy ajetreado: haremos surf por la mañana y equitación por la tarde, además de la fiesta de despedida. Si no os escribo, ya sabéis qué estarán haciendo.

Un abrazo

Deja tu comentario