El turno 4 empieza así….

Buenos días familias,
Ya estamos inmers@s en el último turno de los campamentos y os adelanto que están todas y todos fenomenal.
El día que llegaron las campistas que se incorporaban a este turno, primero se fueron al río a conocer a quienes ya repetían turno: Edu, Lucía, Ale, Mencía, Jorge, Nicole, Rafa, Elena e Iria, se pegaron un baño, hicieron los juegos de presentación y de romper el hielo para ya disfrutar al máximo del grupo desde el primer momento, deshicieron maletas y cenaron. Al acabar de cenar tuvieron su primera velada: juegos nocturnos que siempre les conectan mucho y que les suelen encantar.
Ayer por la mañana un primer grupo (dividido en dos niveles cada uno con su profe Patri y Diego) empezó con las clases de equitación mientras que el segundo grupo le daba de comer a los animales y limpiaba dos boxes. Después pasaron a montar a caballo y el grupo que tuvo clase de primero empezaron una actividad que van a desarrollar durante todo el campamento; a través de una técnica que se llama teatro-forum, van a pensar un problema que haya en el mundo que van a interpretar y que puedan reflexionar e intentar solucionar… ¡desde la humildad claro! 😉 salió bastante bien y llegaron a conclusiones interesantes.
Después a las 12 tomaron una pequeña merienda y retomaron con actividades ecuestres, también con Patricia, la profe. Ayer tuvieron sesión de peluquería equina cogieron a dos ponies Flicka y Heidi, a Orejas la burra más simpática del planeta y a Ciclón que lo dejaron guapísimo con las hortensias.
A las 14h comieron y a las 15:30 cogieron el tren para ir a la playa de Morouzos, en Ortigueira. Un paraje natural espectacular con una parte de Ría y otra de mar abierto y desde la que se ve el Cabo Ortegal. Allí hicimos varios juegos como podéis ver en las fotos, merendaron, se bañaron y hablaron distendidamente hasta que cogieron el tren de vuelta a las 20:30. Nada más llegar cenaron y las monitoras, Vanesa y Mai, les organizaron una velada muy divertida basada en la serie de televisión de la Casa de papel. La verdad es que nos costó que empezasen el juego porque no había forma de que se callasen. ¡Ya os imagináis!
Así que no os preocupéis que están todas y todos fenomenal. Quien no salga en alguna foto determinada es porque para mi no es fácil estar en todos los momentos, de todas formas intentaré que aparezcan los siguientes días.
Esto es todo por ahora,
¡Un saludo desde Granxa do Souto!

 

Deja tu comentario