Aterrizaje en Granxa do Souto: primeros días

Hola familias,
Esperemos, sobre todo las familias de las niñas no repetidoras que hayáis dormido estupendamente y que estéis tranquilas porque todo va yendo fenomenal.
Ubicándose con los horarios, con las rutinas que van a ir teniendo, con los grupos en los que están, que si en la habitación, que si en las clases de montar dependiendo de los niveles, que si en otras actividades, en fin… toda una experiencia y un ir y venir de cosas pero con la calma de un campamento pequeño.
Antes de nada quiero presentaros al equipo en equitación tenemos a Ana en iniciación, a Diego en perfeccionamiento y a Patri en avanzado, con la ayuda inestimable de las working students, Calvin (EEUU), Anita (Austria), Maya (Dinamarca). Por otro lado tenemos al equipazo de monitoras que atienden a vuestras hijas 24h Vanesa y Mai, además de mi misma, que estoy de coordinadora, monitora y lo que surja.
Cuando os fuisteis empezaron con los juegos de presentación y cohesión, después deshicieron maletas y ya pasaron al comedor para cenar, por cierto muy bien. Tuvieron macarrones con tomate, chorizo y gratinado al horno, de postre melón y petit suisse.
La recién llegadas se fueron soltando poco a poco a medida que avanzó la tarde y la noche. Después de cenar tuvieron un poquito de tiempo libre que aprovecharon para ayudar a las profes de montar a dejar preparada la pista para el día siguiente y ya empezaron con la velada. Hicieron juegos de activación de correr, para conectar, reírse al máximo y al mismo tiempo para que durmiesen fenomenal. Como cierre del día, decidieron acordar unas normas para respetarse y cuidarse durante todo el campamento.
Y hoy, ¿qué hicimos hoy? Lo primero se despertaron a las ocho y todas tuvieron que salir a bailar en pijama para desperezarse, después se vistieron: ropa de montar, camisetas, sudaderas y a ¡desayunar!
Al terminar todo el grupo se fue a buscar los caballos a los prados con las profes y empezaron a prepararlos: los cepillaron, les limpiaron los cascos, les pusieron la cabezada, la silla y el primer grupo (que se divide en tres: iniciación, intermedio y avanzado) empezaron su hora y media de clase. Mientras el segundo grupo hizo la actividad de animales con Calvin el working student y Vanesa la monitora. Tuvieron que comunicarse durante esa hora y media en inglés, mientras que le dieron de comer a las vacas, a los conejos, a las ponis, a Orejas, la burra, a las cabras y a los cabritillos, a Xán el corderito que aún toma biberón y por supuesto sacaron a las gallinas de gallinero que como sabéis campan a sus anchas por la granja.
El segundo grupo empezó a montar a las diez y media hasta las doce y el primer grupo pasaron a empezar con el lipdub que harán durante el campamento, aprovechando también para bajar un poco el ritmo de la clase de equitación.
A las doce merendaron bocatas y manzanas y justo después empezaron con actividades ecuestres. Hoy Patri les propuso ir a comprar un caballo “ficticiamente”. Entonces les explicó todo lo necesario que había que tener en cuenta para comprar un buen caballo y para eso es imprescindible hacer salto en libertad o free jumping, porque así podían observar cómo se comportaban. Dakota, Mera y Flicka fueron las yeguas y la poni elegida.
A las dos es la hora de la comida. De primero hubo sopa de fideos, de segundo lomo adobado con puré de patatas y guarnición de menestra. De postre fresas con nata. Las vegetarianas lo mismo pero en vez de carne, tofu. Está todo contralado.
Esta tarde, después de disfrutar de un poco de tiempo libre y de descanso, tienen una gynmkana basada en la mitología de las Amazonas, mujeres guerreras, fuertes y valientes que cuidan a sus caballos y aman a la naturaleza, serán el personaje que representarán durante todo el campamento.
Aviso: si veis que vuestra hija no sale en alguna foto de alguna de las actividades no es que no la haya hecho si no que igual en ese momento ha ido al baño, a por agua, está descansando o cualquier otra cosa. Hoy quería que las vieseis a todas, lo que no es posible es que aparezcan todas siempre. Están fenomenal, cada una con su carácter las más abiertas ese sentido y el resto disfrutando, bien y a su ritmo.

                                               

Deja tu comentario